www.madridiario.es

Pérez acusa al Ayuntamiento de gastar en publicidad el dinero para la inmigración

IU promete 300 millones de euros para los barrios vulnerables

IU promete 300 millones de euros para los barrios vulnerables

Por MDO/E.P.
miércoles 18 de abril de 2007, 00:00h
El candidato de Izquierda Unida a la Alcaldía de Madrid, Ángel Pérez, prometió este miércoles que si gana las elecciones municipales destinará 300 millones de euros en los barrios más vulnerables de la capital para combatir la discriminación, la infravivienda y el analfabetismo entre los ciudadanos y en especial en el colectivo inmigrante, y pidió a las entidades bancarias que destinen a tareas de cooperación internacional las comisiones que cobran a los inmigrantes en las remesas de dinero que envían a sus países de origen.
Pérez aseguró que la inmigración no es un problema en sí mismo, sino que los extranjeros que llegan a la capital se encuentran un modelo económico y social de desequilibrios, y apostó por un sistema "que acepte los condiciones positivas que genera (crecimiento económico, Seguridad Social y aumento de la natalidad), pero también los derechos y obligaciones sociales hacia ellos".

Según explicó, en la capital viven 540.000 inmigrantes legalizados y otros 300.000 no regularizados e indicó que aportan 5.000 millones de euros al año (el 0,5 por ciento del PIB). La diferencia entre sus cotizaciones y las prestaciones que reciben es favorable a la Administración, puesto que que por cada extranjero pensionista o que recibe prestaciones hay 33 trabajando, "mientras que en la población autóctona de cada 3,4 personas,  2,4 son activos y 1 pensionista", manifestó.

"Nadie niega que la inmigración ha mejorado la natalidad en España y la pirámide de la población, que asumen los trabajos más duros, con condiciones peores y que en muchos casos no se corresponde con su nivel de calificación, por lo que proponemos que también sean ciudadanos de pleno derecho y perciban sus prestaciones sociales con la misma igualdad que los autóctonos", señaló el aspirante de IU. A su juicio, los inmigrantes no generan enfrentamientos sociales, "no vienen a invadir nada", es que se encuentran aquí con un modelo de injusticia y acaban en los barrios más vulnerables y escolarizan a sus hijos en colegios más desfavorecidos y con menos recursos.

Dinero de la inmigración para publicidad
El candidato de IU también denunció que el Ayuntamiento gasta la mitad de la partida de inmigración en publicidad. Así apuntó que el Consistorio madrileño destina 14,57 millones de euros a políticas de inmigración, "de los que 11 los gestionan empresas privadas y de estos 6 millones se los gastan en publicidad empresas como Telefónica y Nestlé para promover encuentros festivaleros y pseudoculturales que sólo buscan el beneficio propio".

Entre sus propuestas en materia de inmigración, el candidato de IU prometió si gana las elecciones aumentar los recursos en la acogida, soluciones habitacionales, una escolarización equilibrada "y no las trampas que hacen algunos colegios para rechazar a alumnos extranjeros", profesores de apoyo, y, "en definitiva, una igualdad real de oportunidades entre autóctonos e inmigrantes y no políticas que discrimen a un colectivo o a otro".

Asimismo, propone un plan de choque de 300 millones de euros para dotar a los barrios más vulnerables de la capital de equipamientos sociales que combatan la discriminación, el analfabetismo y que los bancos destinen las comisiones que cobran de las remesas que envían los inmigrantes a sus países de origen --que cifró en 100.000 millones de dólares al año-- a proyectos de cooperación en las zonas más deprimidas del planeta "que harían la inmigración menos necesaria".

Por otro lado, criticó que el regidor madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón diga que ya haya eliminado las infraviviendas en Madrid. "Por orden del señor alcalde, las chabolas de la M-40 no existen, desde ahora son virtuales, porque él no es un mentiroso y en este tema ya no caben más preguntas ni respuestas porque no hay chabolismo en Madrid", ironizó Pérez. Apostó por una política menos caritativa "porque conlleva prolongar la miseria" y más activa en la defensa de los derechos de los inmigrantes, salvaguardando sus propias raíces culturales, "siempre y cuando éstas no extralimiten la legalidad constitucional".  

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios