www.madridiario.es

Además, quiere reducir a 24 horas la espera en el especialista

Simancas promete garantizar por ley los tiempos máximos para operarse

Simancas promete garantizar por ley los tiempos máximos para operarse

Por MDO/E.P.
lunes 16 de abril de 2007, 00:00h
El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Rafael Simancas, prometió este lunes reducir a 24 horas la demora en la visita completa al especialista, incluida la prescripción de un tratamiento, y garantizar por ley tiempos máximos de espera para someterse a una intervención quirúrgica que se actualizarían "en los 30 primeros días de cada año", a través de un decreto del Gobierno regional.
En un acto preelectoral que se desarrolló en la Asamblea de Madrid, Simancas explicó a medio centenar de ciudadanos la Ley de Garantías de Tiempos Máximos de Espera en la Sanidad Pública que el PSOE quiere aprobar en la próxima legislatura y que permitiría, según dijo, "acabar con las listas de espera largas, incómodas y peligrosas que se producen en el sistema regional de salud".

Utilizando una pizarra y un rotulador, el candidato socialista explicó que actualmente los madrileños sufren hasta seis listas de espera diferentes para resolver un problema de salud y que el modelo desarrollado por el Gobierno de Esperanza Aguirre, basado en la reducción a 30 días de los tiempos de espera quirúrgica, ha generado demoras de hasta 15 meses. "Con Esperanza Aguirre, se espera", resumió.

Con el objetivo de conseguir "listas de espera reducidas por ley", Simancas se comprometió a aumentar las plantillas de primaria para que los centros de salud atiendan a los pacientes "en el mismo día" en que pidan la cita, y a construir 30 centros de diagnóstico de alta resolución (CEDAR) como los que ya existen en Andalucía o Castilla-La Mancha. Estos dispositivos, según explicó, funcionan "como las urgencias de los hospitales", lo que permite "reducir a 24 horas" la realización de pruebas diagnósticas y las dos consultas con el especialista en los casos en los que no se precise de una operación.

Estas dos medidas se completarían con la aprobación de una ley que establecería, a través de un decreto anual, "tiempos máximos" para las pruebas diagnósticas y consultas con el especialista que no se pudieran resolver en los CEDAR, así como para las correspondientes pruebas preoperatorias e intervenciones quirúrgicas. Según explicó, estos tiempos se establecerían "de forma consensuada con las sociedades científicas".

También prometió la realización de un "registro de pacientes único" que impida la existencia de "agendas cerradas", la elaboración de un informe anual sobre las listas de espera que sería presentado en la Asamblea y la derivación a otro centro público o uno privado de los pacientes que no quieran ser atendidos en el que les corresponde. "Los pacientes que no quieran ser intervenidos en el hospital que les corresponde no serán expulsados del sistema de contabilidad, como sucede ahora", apuntó.

Según el itinerario descrito por Simancas, en la actualidad un madrileño tiene que esperar de tres a diez días en ser atendido por el médico de familia, entre 40 y 80 para acudir a la primera consulta con el especialista, entre 40 y 60 para someterse a las pruebas diagnósticas correspondientes y entre 40 y 80 más para acudir a la segunda cita, en la que se le prescribe el tratamiento.

En caso de necesitar una intervención quirúrgica, explicó que las pruebas preoperatorias se demoran entre uno y dos meses, y añadió que el tiempo que transcurre entre la visita al anestesista y la operación suma a este proceso "30 días más, en el mejor de los casos". "Un itinerario absolutamente kafkiano que puede durar meses y meses", denunció antes de apuntar que "es mentira, se pongan como se pongan, que los ciudadanos esperen 30 días para ser intervenidos quirúrgicamente".

Para ilustrar esta situación con casos concretos fueron tomando la palabra ciudadanos que han denunciado sus casos al Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE). Así, Paula, una madre de un niño de nueve días, indicó que a su hijo se le prescribió el 12 de diciembre en la Maternidad de O'Donnell una prueba de audición que no se realizará hasta el 6 de junio. Cecilio, por su parte, denunció una demora de cuatro meses para realizarse una colonoscopia y Jesús más de tres meses para hacerse una radiología en los testículos.

Simancas también acusó al PP de defender "un modelo sanitario dual" que distingue a los pacientes "en función de su capacidad de pago", y aseguró que "cuatro años más de gobierno de Esperanza Aguirre supondrán que haya que acudir al centro sanitario con la tarjeta de crédito". "No vamos a permitir que se vuelva a los tiempos en que los hospitales tenían dos puertas: una para los ricos y otra para pobres", indicó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios