Madrid
|
6
17
Madridiario
Domingo 21 de diciembre de 2014 | actualizado a las 09:26 horas
El arquitecto clausura la II Jornada sobre Justicia en el Periodismo Local
|

Richard Rogers aboga por "ciudades compactas"

El arquitecto Richard Rogers, premio Pritzker, abogó este martes por un modelo de ciudad que sea compacta y que aúne responsabilidad social, medioambiental y arquitectura durante la conferencia de clausura de la II Jornada sobre Justicia en el Periodismo Local, organizada por Madridiario y la Comunidad de Madrid.


Autor: MDO
El prestigioso arquitecto y urbanista, responsable del diseño del Edificio de Usos Múltiples del Campus de la Justicia, explicó ante el público asistente a la Jornada su concepto de ciudad sostenible y habitable. Así, defendió que las ciudades deben servir de punto de encuentro y para ello el desarrollo urbano debe atender a conceptos como la inclusión social y el respeto por el medio ambiente.

Rogers clausuró la II Jornada sobre Justicia en el Periodismo Local El mayor peligro para conseguir estos objetivos es permitir que las urbes crezcan en horizontal. Antes de dar este paso hay que empezar por utilizar al máximo los centros urbanos. Y crear cinturones alrededor de ellos para impedir que la expansión sea descontrolada.

Según comentó Rogers, una de sus batallas con los políticos es persuadirlos para que no se permita la construcción de centros comerciales en zonas periféricas. Estos complejos de ocio y consumo "tiran de la gente para que salga de la ciudad", y lo hacen en coche, por lo que se convierte en una costumbre poco sostenible.

Además, aseguró que construir viviendas fuera de las ciudades, en lugares periféricos, resulta, a la postre, más caro, pues implica construir carreteras, hospitales, escuelas y todo tipo de servicios públicos.

Rogers es asesor de urbanismo del alcalde de Londres y también del primer ministro británico en lo relativo a las ciudades. Así que explicó el modelo de crecimiento de la capital inglesa, ciudad que se encuentra rodeada por un cinturón verde, pone restricciones a la entrada de vehículos y cuyos desarrollos urbanísticos son sostenibles.

Como ejemplo de recuperación del entorno urbano, Rogers eligió Manchester. Con un fuerte pasado industrial, la ciudad quedó casi vacía —cuatro de cada cinco viviendas estaban deshabitadas— con el traslado de las fábricas a otros lugares. Sin embargo, ahora la gente regresa gracias a programas para devolverle la condición de lugar de encuentro.

También habló de cómo Barcelona ha conseguido regenerarse y recuperar el mar para disfrute de sus habitantes. El propio Rogers, según destacó él mismo, trabajó con varios de sus alcaldes para conseguir este objetivo. En cambio, Madrid ha tenido suerte porque nunca ha sufrido abandono.


ETIQUETAS: Madrid