Madrid
|
23
38
Madridiario
Miércoles 23 de julio de 2014 | actualizado a las 13:35 horas
2012-11-28 00:00:00
|
Comienzan las obras de la cubierta de Las Ventas
Los trabajos para cubrir la Plaza de Toros de Las Ventas con una lona desmontable han comenzado esta semana. Está previsto, que la instalación esté lista a principios de diciembre.


Autor:
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha acudido acompañado del consejero de Presidencia, Salvador Victoria, como responsable de asuntos taurinos, y del portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Íñigo Henríquez de Luna, a conocer el proyecto que va a permitir cerrar, sin que se aprecie desde el exterior.

Se trata de una cubierta de 160 toneladas de peso, 102 metros de diámetro y otros 276 de altura máxima compuesta por vigas de aluminio y varias capas de lona de PVC que irán sustentadas en bloques de  hormigón. En total, se han colocado 30 vigas dobles en la parte superior de la grada, que, a su vez, hacen de contrapeso.

El colocar estos contrapesos al final de la grada permite que esta cubierta, construida en Estrasburgo, que es transparente en el centro y permite ver el exterior, no se pueda apreciar desde fuera, aunque, por otro lado, reduce el aforo de la plaza, pues se quedan inutilizados todos los asientos de los palcos y de las andanadas. De hecho, el aforo que se queda es de unas 16.000 personas sentadas y unas 1.800 en el ruedo, aunque depende del espectáculo y de su montaje.

Según ha explicado el arquitecto responsable del proyecto, es una estructura fácilmente montable y desmontable, que se coloca en quince días y se retira en otros ocho, además de estar perfectamente  impermeabilizada, insonorizada y de contar con un sistema de climatización  que, en caso de que se produjera una nevada de grandes dimensiones, sería activado y permitirá derretir la nieve para evitar que se acumule peso sobre el techo.

La idea de cubrir la plaza surgió en las medidas de mejora que la empresa que la gestiona desde hace siete años, Taurodelta, introdujo en el pliego de condiciones de la explotación de Las Ventas, y, tras llegar a un acuerdo con Warner Music, la inversión inicial ha sido de unos 4 millones de euros.

El gerente de Taurodelta, José Luis Blanco, ha explicado que el acuerdo es un contrato de tres años, es decir, que la cubierta se colocaría entre otoño e invierno del presente año y de los próximos 2013 y 2014. Durante los meses de primavera y verano se desmontaría para dar paso a la fiesta de los toros, que en ningún caso, se llevará a cabo con la plaza cerrada.

Este año, según ha explicado, como se ha empezado a montar más tarde la cubierta, se empezarán a celebrar espectáculos o actividades a principios de diciembre, pero la idea es que en próximos años todo esté listo desde el 15 de octubre, para mantener la cubierta hasta el 15 de marzo.

En esta ocasión, la cubierta se quitará, precisamente, a principios del mes de marzo porque los dos últimos domingos, el de Pascua y el de Resurreción, ya hay programadas dos corridas de toros, ha explicado Blanco, quien ha aclarado que la fiesta del toro seguirá siendo con la plaza al aire libre.

Nada de macrofiestas
Aunque desde la Warner, encargada de la explotación de los espectáculos y eventos que se van a desarrollar, no se desvela qué artistas probarán a actuar en la mítica plaza ya cerrada, lo que sí está confirmado es que el primero en instalarse será el Circo Mundial, que llega a Madrid para estas Navidades. De hecho, la idea es que entre el 8 y 10 de diciembre, esté todo preparado para que puedan entrar.

Sobre la posibilidad de albergar alguna macrofiesta para final de año, como la que estaba prevista en el Madrid Arena, ahora cerrado tras la tragedia de la fiesta de Halloween, Blanco ha indicado que no hay ninguna previsión ni está pensado que la plaza albergue un evento de estas características.

En total, según han explicado desde Taurodelta, hay programadas para este año 29 actividades, tanto culturales, como sociales o deportivos. De hecho, la idea es que también se puedan celebrar ferias. Y de esta treintena, casi la mitad se celebrarán en invierno, con la cubierta. Frente a estos eventos, un total de 70 festejos taurinos están cerrados.

El presidente de la Comunidad de Madrid ha hecho hincapié en que la Dirección General de Patrimonio Histórico ha dado luz verde al proyecto porque se "respeta la imagen del monumento", no se toca su estructura, la cubierta no es visible desde el exterior, y, además, "no interferirá en la temporada taurina", cumpliendo así con las premisas que requiere la condición de Bien de Interés Cultural.