Madrid
|
9
24
Madridiario
Sábado 19 de abril de 2014 | actualizado a las 18:59 horas
2012-11-15 00:00:00
|
Cinco heridos en un accidente con persecución
Cinco jóvenes de entre 18 y 25 años han resultado heridos, tres de ellos de gravedad, en un accidente ocurrido esta madrugada en una rotonda de acceso a la A-2 en Madrid capital, han informado fuentes de Emergencias Madrid.

El accidente se ha producido poco antes de las cuatro de la mañana cuando la conductora del vehículo ha perdido el control, ha chocado contra una farola y posteriormente con la mediana de la rotonda situada al final de la calle de Alcalá, cerca del metro de Canillejas.

Según han dicho fuentes de la Jefatura Superior de Policía, el accidente se produjo durante una persecución de una patrulla policial, que siguió al vehículo de los jóvenes después de percatarse que su conductor se había saltado ocho semáforos en fase roja.

Posteriormente, los agentes encontrarón en el maletero del vehículo 2.500 euros, varios destornilladores y una caja de caudales cuya procedencia se está investigando.

El coche iba ocupado por dos chicas, la
conductora y copiloto, ambas hermanas y tres chicos que iban en el asiento de atrás. Al parecer, los varones presentan antecedentes policiales.

Como resultado del accidente, uno de los chicos salió despedido del vehículo y los otros cuatro jóvenes quedaron atrapados en su interior y fueron rescatados por los bomberos del Ayuntamiento de Madrid con la ayuda de medios hidráulicos.

Las dos jóvenes han resultado heridas graves con traumatismo craneoencefálico, han precisado las fuentes, que han indicado que efectivos del Samur las han intubado y trasladado al hospital 12 de octubre.

El joven que salió despedido sufre traumatismo abdominal y facial grave y fue trasladado en ambulancia al Hospital de la Princesa.

Los otros dos jóvenes han sufrido traumatismo torácico y abdominal y contusiones varias con pronóstico menos grave. Uno de ellos fue traslado al Hospital Ramón y Cajal y el otro al Gregorio Marañón.

En el suceso han intervenido dotaciones de bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Samur y Protección Civil, mientras que la Policía Municipal se ha hecho cargo de las diligencias.