Madrid
|
8
18
Madridiario
Jueves 18 de diciembre de 2014 | actualizado a las 21:53 horas
|

El juez considera que la emisión del corto 'La Cristofagia' no ofende los sentimientos religiosos

El juez ha absuelto al cantautor Javier Krahe y a la productora del programa 'Lo +Plus', Montserrat Fernández Villa, por la emisión, en el año 2004, de un fragmento del cortometraje titulado 'La Cristofagia'. En la sentencia, el magistrado considera que el corotometraje posee una indudable intención satírica, provocadora y crítica, "pero no la de ofender".


Autor: MDO
No hubo intención de ofender. Es la conclusión a la que ha llegado el titular del Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid tras analizar la emisión en el programa 'Lo +Plus', el 15 de diciembre del año 2004, de un fragmento de un cortometraje realizado por el cantautor Javier Krahe en el año 1977 y que llevaba por título 'La Cristofagia' y en el que se daba una 'receta' para cocinar un Cristo.

Krahe reconoce estar feliz tras ser absuelto "Cuando uno es absolutamente inocente, solo se puede estar contento", ha señalado.

Durante la emisión del fragmento, y a preguntas de los presentadores del programa, el cantautor iba comentando que había una voz en off que explicaba que había que coger "un Cristo ya macilento, se le quitan las alcayatas, se le 'desencostra', se le salpimienta, se le unta con abundante mantequilla sobre un lecho de cebollas y patatas… al horno, se le deja tres días y luego ya sale solo".

Dos particulares -Victor Lozano Martínez, presidente del Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro, y Nicolás de Salas- se sintieron ofendidos por las imágenes y por la explicación que las acompañaba y denunciaron la emisión del programa por considerar que incurría en un delito contra los sentimientos religiosos. Por ello, solicitaban una multa de 108.000 euros para la productora del programa y de 144.000 euros para Javier Krahe.

Durante la sentencia, y a lo largo de una veintena de páginas, el magistrado diferencia entre la emisión del programa y el contenido del cortometraje. En cuanto al primer aspecto, el juez entiende que Javier Krahe no sabía que se iban a emitir esas imágenes, por lo que no le considera responsable de su emisión.

No ocurre lo mismo con la productora del programa, a quien la sentencia considera responsable de decidir los contenidos del programa. Sin embargo, el juez concluye que la emisión de las imágenes, los comentarios del cantautor y el propio cortometraje "carecen del sentido ofensivo" que exige el delito contra los sentimientos religiosos.

Una sátira legítima

En este sentido, la sentencia recuerda que la creación artística suele traspasar ciertos límites con la lícita intención de provocar. "La creación artística, y el señor Krahe es un creador reconocido, tiene en ocasiones una dosis de provocación -señala el texto-. La sátira y el recurso a lo irreverente han sido en no pocas ocasiones un recurso artístico para hacer crítica social, mostrando la oposición del creador a determinados modelos".

El juez subraya, además, que la religión ha estado tradicionalmente asociada al poder "y ha sido por tanto objeto de crítica legítima". "No son infrecuentes en distintos ámbitos de la expresión,  referencias críticas a símbolos o creencias religiosas. Si esto es así en la actualidad, lo fue especialmente en la época en la que el cortometraje en cuestión se elaboró".

Así, la sentencia concluye afirmando que la conducta de Javier Krahe y de Montserra Fernández "constituyó el legítimo ejercicio y difusión de una expresión artística que, con un componente burlesco, hizo una crítica del fenómeno religioso en nuestra sociedad". "En conclusión -insiste el texto-, no se aprecia que la acusada señora Fernández al emitir las imágenes analizadas, ni que el señor Krahe al realizar los comentarios que las acompañaron, hicieran escarnio ni tuviesen una intención de ofender sentimientos religiosos".