Madrid
|
19
32
Madridiario
Sábado 30 de agosto de 2014 | actualizado a las 12:24 horas
2011-06-04 00:00:00
|
MDO/ EFE
La Casa de Campo se convierte en un gran mercado al aire libre con productos madrileños
Los madrileños ya pueden comprar productos de la agricultura de la región sin intermediarios el primer sábado de cada mes en el recinto ferial de la Casa de Campo, en lo que se conoce desde ahora como el 'Día del Mercado' y cuya inauguración ha estado marcada por el apoyo a un sector muy dañado tras la 'crisis de los pepinos'.


Autor: MDO
Se trata de un mercado de alimentos cien por cien madrileños que organiza la Comunidad de Madrid en la Cámara Agraria para apoyar al sector agroalimentario y avalar la "alta calidad" de sus productos.

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en funciones, Manuel Beltrán, que ha inaugurado este sábado el primer 'Día de Mercado', ha invitado a los ciudadanos a "acercarse para conocer la calidad y variedad de los alimentos de la región".

Treinta y cinco empresas del sector estarán presentes en este mercado mensual con sus puestos de tomates, pepinos -los grandes protagonista de la jornada- y otros productos hortofrutícolas de Villa del Prado; fresas y espárragos de la huerta de Aranjuez; carnes de la Sierra de Guadarrama; leche, pan y bollería, vinos de la Denominación de Origen, aceites, quesos y aceitunas de Campo Real; miel de la Sierra de Madrid y Anís de Chinchón, entre otros.

Beltrán ha explicado que los primeros sábados de cada mes, en horario de 11.00 a 20.00 horas, los madrileños podrán acercarse hasta la Cámara Agraria, situada en el Recinto Ferial de la Casa de Campo, para comprar en este mercado de productos de la Comunidad.

Con más de 1.300 industrias agroalimentarias, Madrid es la sexta región en importancia en el sector, según datos del Ejecutivo autonómico, que ha destinado desde el año 2007 más de 15 millones de euros para ayudar a su modernización. Este sector da trabajo a cerca de 22.000 personas y representa algo más del 1% del PIB regional.