Madrid
|
10
20
Madridiario
Domingo 20 de abril de 2014 | actualizado a las 07:43 horas
Los musulmanes residentes en Madrid se preparan para el ramadán
2010-08-11 00:00:00
|
Lucía de la Fuente/ Alberto Sierra
Comienza el mes del ayuno musulmán
El ramadán, mes de ayuno anual de los musulmanes, comienza este miércoles, 11 de agosto, para conmemorar la revelación divina recibida por Mahoma que provocó el comienzo de su misión como profeta y mensajero de Alá. En la Comunidad de Madrid más de 220.000 practicantes deberán abstenerse de comer, beber, fumar y mantener relaciones sexuales entre el alba y la puesta de sol.


Autor: MDO
El Islam pide a sus fieles cinco deberes esenciales: profesar su fe a Alá, orar, pagar un diezmo, peregrinar al menos una vez en la vida a La Meca y ayunar. Este último tiene lugar durante un mes al año, el noveno según el calendario lunar -11 días más corto que el calendario solar que rige al mundo occidental- y es seguido por casi 1.500 millones de musulmanes en todo el mundo.

Madrid, una región con alto porcentaje de seguidores del Corán, se prepara para la celebración de un ritual del que quedan exentos los niños, los ancianos, las embarazadas o mujeres en periodo de lactancia y los enfermos crónicos o con enfermedades temporales.

El Centro Cultural Islámico de Madrid, más conocido como la Mezquita de la M-30, se convierte durante estos días en un punto de encuentro para más de 300 personas que acuden cada día a romper su ayuno, cifra que asciende hasta los 500 durante los fines de semana.

El calor pondrá más difícil el ayuno
El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) e imán de la mezquita de Tetuán, Riay Tatary, ha defendido que el ramadán es un ritual positivo para la sociedad española aunque reconoce que será duro, más teniendo en cuenta las altas temperaturas que la Comunidad viene registrando en los últimos días. Por ello, hizo un llamamiento a empleadores públicos y privados para que sean generosos y faciliten el cumplimiento del ayuno diario durante el mes, aplicando la flexibilidad horaria y el sentido común.

Precisamente el Acuerdo de Cooperación entre el Estado Español y la Comisión Islámica de España recoge en su artículo 12.1 que los musulmanes que lo deseen podrán solicitar concluir su jornada laboral una hora antes de la puesta de sol durante este periodo. Asimismo, el artículo 14.4 señala que la "alimentación de los internados en centros o establecimientos públicos y dependencias militares que lo soliciten, se procurará adecuar a los preceptos religiosos islámicos, así como el horario de comidas durante el mes de ayuno".

Y es que para los creyentes este acto de adoración desempeña un papel fundamental de purificación del alma y de mantenimiento de la integridad y la solidaridad social. Mohammed Ellouzi, un marroquí residente en el barrio de Fuencarral desde hace diez años, afirma que, a pesar del calor, cumplir el ramadán “no es difícil porque el sentimiento de satisfacción que se consigue es lo que de verdad te limpia el espíritu”. “No pasa nada por no comer, no beber o no fumar, eso no es lo importante”, añade.

Mezquitas abiertas
Al margen del culto personal, el presidente de la UCIDE ha declarado que están programadas una serie de actividades para que todas las comunidades musulmanas se abran al conjunto de la sociedad y esta vea "lo que hacemos en las mezquitas". En este sentido, destaca la invitación realizada a vecinos y autoridades para asistir a estos centros de culto cuando se pone el sol para conocer y participar en las veladas y cenas de ramadán. Una idea que pretende mejorar el entendimiento entre ambos mundos, romper estereotipos y dar un paso, aunque sea pequeño, que se acerque a la real integración cultural.