Madrid
|
11
27
Madridiario
Viernes 31 de octubre de 2014 | actualizado a las 09:52 horas
|

El palacio de Cibeles cuesta más que la recién inaugurada T-3 de Málaga

La adquisición y reforma del Palacio de Cibeles costará 462,9 millones, casi 53 más que la construcción de la recién inaugurada Terminal 3 del aeropuerto de Málaga, según datos aportados por el delegado de Hacienda municipal, Juan Bravo, en la comisión del ramo.


Autor: MDO
El edil explicó detalladamente las cuentas de la nueva sede de la Alcaldía y otras dependencias. La adquisición, según afirmó, costó 366,9 millones de euros. A ellos hay que añadir 96 millones del proyecto de reforma, que se extractan de la siguiente forma: 48,7 millones de presupuesto inicial, 9,7 de un primer modificado tramitado en el mes de diciembre, 24,58 millones de un segundo modificado pendiente de aprobar y 3,8 millones del cambio de pavimento de la calle de Montalbán y varias liquidaciones pendientes. A eso hay que añadir posibles modificados que se realicen en el futuro, que el concejal no descartó. Esto supone, que el Palacio costará 462,9 millones, 52,9 millones más que la nueva infraestructura aeroportuaria malagueña (un 11,42 por ciento más). Además, se invertirán 3 millones en la puesta en funcionamiento del nuevo centro cultural previsto por el Área de Las Artes y en el proyecto de control de seguridad del edificio.

El delegado comparó la reforma del palacio de Cibeles con el gasto realizado por el Museo del Prado donde el Estado se gastó 152 millones de euros en ampliar la pinacoteca en 22.000 metros cuadrados. El palacio de Cibeles contará con 21.000 metros cuadrados de dependencias municipales y otros 44.000 metros cuadrados destinados a usos culturales. En los dedicados a oficinas se encuentran los despachos de la Alcaldía, la Vicealcaldía, la Dirección General de Medios y las áreas de Estudios, Coordinación Institucional y Coordinación Territorial.

Confusión
El concejal socialista Pablo García-Rojo aseguró que las cuentas son "escandalosas", porque "el presupuesto de Cibeles se ha duplicado" desde el inicio del proyecto. "Es como si el Ayuntamiento hubiera hecho la obra dos veces", apuntó, señalando asimismo que existe "confusión" sobre el fin al que se destinan los diferentes modificados presupuestarios. El portavoz de Izquierda Unida, Ángel Pérez, incidió en que "las obras del Prado poco tienen que ver por su interés turístico y artístico, con un capricho caro derivado de los deseos del alcalde de pasar a la historia por haber cambiado la sede del Ayuntamiento. Ese ha sido el motivo principal que ha generado este cuantioso gasto aunque ahora se pretenda vender que va a ser un centro cultural de referencia para los madrileños cuando, de momento, sólo lo habita el alcalde y algunos de sus concejales”.

Según Juan Bravo, los trabajos han sacado a la luz nuevas necesidades, que han hecho necesarios las últimas ampliaciones de presupuesto que retrasarán las obras hasta principios del próximo ejercicio. En concreto, tras demolerse algunas de las divisiones interiores y de los falsos techos no originales del inmueble, actuación que estaba prevista en el proyecto de ejecución, se descubrieron ciertas disposiciones constructivas y algunos elementos originales ocultos que necesariamente se debían conservar y que habrían sido imposibles de determinar previamente.

Asimismo se descubrió que los pilares medianeros situados hacia el lado donde está la oficina de Correos sufren ciertas patologías como consecuencia de la erosión y deterioro causado por las fugas en las bajantes de aguas del edificio. Además, el forjado sanitario de la planta primera se cruzaba con otra galería de conducciones, lo que ha hecho necesario repensar la disposición de las instalaciones.

Nuevas obras
Este modificado del proyecto afectará asimismo a otros espacios como el nuevo Salón de Plenos, cuya disposición interior cambiará y donde se incluirá un tratamiento de refuerzo a los pilares contiguos a Correos, o en la zona del museo, revisado a la luz del estudio de utilización que se le va a dar. Por otra parte, el espacio reservado a un restaurante en la planta sexta deberá adaptarse al programa definitivo, tratando necesariamente los revocos y fachadas que rodean las terrazas.

En el proyecto original de reforma de este edificio, las obras iban a terminar en la primavera de 2009. Para entonces debían estar finalizadas la zona de exposiciones permanentes y temporales, el salón de actos con capacidad para 300 personas y la sala de conferencias. Además, en lo más alto, se contemplaba la construcción de un restaurante-cafetería abierto al público desde cuyo mirador se podrá disfrutar de las mejores vistas del centro de la ciudad. También se planteaba construir un Salón de Plenos, de dos alturas, que tendrá forma de U y tribuna para medios de comunicación y público.

Febrero de 2011
El patio irregular que separa ambas partes del edificio, que durante los últimos años se ha utilizado como zona de carga y descarga de las sacas de Correos, ya fue cerrado el pasado mes de mayo con una cúpula de cristal que los invitados a la entrega de las Medallas de Oro de la Ciudad pudieron contemplar. Aunque los asistentes observaron que el espacio estaba totalmente terminado, Bravo afirma que en las próximas semanas se terminarán los últimos remates y se arreglarán algunos desperfectos del solado.

Según explicó el propio Bravo en la comisión del mes de enero, la reforma del Palacio se aplazará finalmente hasta febrero de 2011 aproximadamente. Por su parte, la zona destinada al área de Las Artes estará lista el 30 de marzo, y el patio, las fachadas y las instalaciones y solados, concluirán el 15 de abril de este año.


ETIQUETAS: Madrid