Madrid
|
6
14
Madridiario
Sábado 20 de diciembre de 2014 | actualizado a las 22:27 horas
Aseguran que ha comenzado a funcionar sin estar terminado de construir
|

Padres de alumnos del colegio Carlos Cano denuncian el estado del centro

Los padres y madres de los alumnos del CEIP Carlos Cano del barrio de Loranca en Fuenlabrada han decidido movilizarse para protestar por el estado de este centro, que, según denunció la vicepresidenta del AMPA de dicho colegio y presidenta de la delegación de zona de la misma localidad de la FAPA Giner de los Ríos, Carmen Seco, ha comenzado a funcionar sin estar terminado de construir.

Según Seco, de esta forma se pretende acelerar la resolución de todos los problemas de construcción del centro educativo que comenzó a funcionar el pasado año y que, como aseguró, afecta a la salud de los niños que acuden.

Así, entre los problemas que apunta la FAPA están que los urinarios no están adaptados a las edades y los que existen, tienen una instalación incorrecta, "asimismo las cisternas no funcionan, tienen atascos continuamente, eso produce falta de higiene e insalubridad, con el suelo siempre lleno de agua", señala.

También apuntan problemas en la calefacción con radiadores que no funcionan o que no se han acabado de instalar, accesos inadecuados al centro, problemas de carpintería, ausencia de sistemas de seguridad, alarma e incendios que han posibilitado tres robos y arquetas elevadas del suelo que han provocado algún que otro incidente a los alumnos.

Para Seco la razón de estos desperfectos es consecuencia de "la falta de previsión de la Consejería de Educación" y del "ahorro de recursos financieros", ya que, según indica "la Consejería se ha ahorrado 600 millones de las antiguas pesetas en comparación con otros centros del barrio de Loranca".

Subdirección territorial
Antes de dar este paso, la responsable de la FAPA manifestó que se han reunido con el director de la DAT-SUR, D. Alberto González, quien aseguró que se comprometió a solucionar los problemas que existían en dicho centro en el período de las pasadas vacaciones de navidad.

"Después de un tiempo prudencial de más de dos meses y sin que dichos problemas se solucionaran en su totalidad y habiendo aparecido más, nos vemos en la necesidad de dar luz pública a esta situación", aseveró Seco.

Sin embargo, el director de la DAT-SUR, Alberto González, aseguró que "ya se están intentado solucionar los problemas". En este sentido, recordó que remitió un escrito a la FAPA con fecha del 23 de febrero en el que se indicaba las obras que ya se habían realizado durante las navidades, como una nueva entrada, aquellas que están pendientes de iniciarse y que afectan a la calefacción y sanitarios y "que están a la espera de un control de calidad para realizarse" y otros problemas nuevos que le habían comunicado los padres.

Sin recepcionar
Por su parte, el alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, mostró este miércoles su apoyo a las movilizaciones anunciadas por la FAPA y exigió a la Comunidad de Madrid que termine el colegio "en condiciones". Así, recordó que ha remitido un expediente al director territorial y al consejero de Educación para que resuelva los problemas. "El Ayuntamiento todavía no ha recepcionado el colegio y no lo hará hasta que no esté en perfectas condiciones", concluyó Robles.