¿Conoces los mejores dispositivos con grabadoras de voz?
Ampliar

¿Conoces los mejores dispositivos con grabadoras de voz?

Hay muchísimos tipos de situaciones en los que quizás alguien se ha planteado usar una grabadora de voz. O ha llegado a usarla. Las grabadoras espías son pequeños dispositivos muy fáciles de llevar encima (sin que nadie se de cuenta) capaces de registrar audio en diferentes circunstancias y en cualquier tipo de entorno.

Y la realidad a veces da un poco de miedo, ya que pasan tan desapercibidas que no tienen porqué estar ocultas en un bolsillo o bolso. Pueden ser ese boli que está encima de la mesa. Ese pendrive que tenemos en la mano. O una inocente pulsera.

Diferentes formas de grabar y un mismo cometido

Sea como sea, lo primordial de este tipo de grabadoras espía es que sean capaces de registrar con la mayor calidad posible el audio en los ambientes más complicados, así como (por supuesto) no ser descubiertas en ningún momento.

Existen numerosos artículos de espionaje perfectos para cualquier situación que te puedas llegar a imaginar, entre ellos, podemos destacar las 'grabadoras de voz espia' de Espia2, una tienda espía muy recomendada por sus precios y calidad de servicio de asistencia técnica.

Tienen una oferta de grabadoras para espiar de tamaño mini, integradas en pulseras, dispositivos digitales portátiles, bolígrafos, llaveros, pendrives, mandos de coche a distancia, y en dispositivos con Bluetooth. Como también podemos encontrar en spytecinc.com (en USA).

Vamos, que descubrirlas es prácticamente imposible, sobre todo porque las cosas no siempre son lo que parecen…

Un USB, un boli o una pulsera: todos son grabadoras de voz espía

Las más efectivas grabadoras espías son aquellas que se ocultan bajo el manto de sencillos e inocentes objetos, como puede ser un USB, un bolígrafo, una pulsera, un llavero…

En el caso del USB podemos encontrar un modelo con un sencillo diseño en color negro y detalles plateados. Pero o que más llama la atención de esta grabadora es lo sencillo de utilizarla. Solo tiene un botón de ON / OFF para grabar o parar.

Después, esos archivos se pasan al ordenador ¡et voilá! Puede grabar más de 120 horas de audio y su batería proporciona una autonomía de 9 horas, lo que la convierte en el accesorio perfecto para grabar largos encuentros o reuniones.

Otra grabadora espía realmente complicada de descubrir, es la que se oculta en el interior de un bolígrafo. Un bolígrafo que no pesa más que uno normal, que es cómodo y que no llama para nada la atención. En el único momento que podemos ver lo que realmente hay en su interior es al abrir grabadora de voz espía en bolígrafo por la mitad: cuenta con mini puerto USB y un minúsculo interruptor que admite sólo dos posiciones: ON/OFF.

Usarlo es súper sencillo, cuenta con capacidad para 100 horas de grabación y además no hace falta conectarlo al ordenador para escuchar las grabaciones, ya que incluye un accesorio que se conecta al bolígrafo junto con los auriculares estéreos para escuchar directamente. También se puede avanzar en las grabaciones, retroceder, así como aumentar o disminuir el volumen.

Por último, ¿qué tal grabar desde una pulsera con grabadora espía? Es una pulsera de silicona de diferentes colores, negro, verde, rosa… y que se ajusta perfectamente a cualquier tamaño de muñeca para que no llame la atención ni por su tamaño, ni porque nos quede grande o pequeña, ni nada similar. A través de un mini conector USB podemos cargar su batería y descargar las grabaciones al ordenador. Además, en el mismo ordenador después de cargarla unas dos o tres horas podemos estar grabando otras 20 sin parar.