La delegada del gobierno, Concepción Dancausa explica un nuevo golpe a las mafias georgianas

La Policía Nacional ha detenido a 61 personas acusadas de cientos de robos de pisos en Madrid y otras ciudades de España, lo que constituye el golpe más importante dado hasta ahora contra este tipo de mafias georgianas, ha informado este miércoles en rueda de prensa la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, y otros responsables policiales.

Los arrestados conformaban hasta nueve células distintas asentadas en Madrid, aunque con ramificaciones en distintos puntos de España. Eran grupos itinerantes y cada célula de tres miembros recaudaba de media al día de 5.000 euros, una cifra muy elevada a pesar de que en el mercado negro obtenían un tercio del valor real de los objetos robados.

La investigación comenzó a principios del pasado año cuando los agentes especializados en la investigación de robos con fuerza en vivienda detectaron un aumento en la comisión de ese tipo de hechos delictivos. Todo ello, sólo meses después de la realización de la operación 'Aikon I', que se saldó con la detención de casi medio centenar de miembros.

La forma de cometer los robos de los miembros operativos siempre era idéntica. Tras 'marcar' los pisos, con la instalación de simples plásticos o cartones, acudían de nuevo para cometer el robo con ganzúas utilizadas a modo de tensor y espadín de apertura e hilos de lana. Además, los investigadores comenzaron a constatar las redes internacionales de la organización. Las gestiones realizadas alrededor de las personas encargadas de la receptación de la mercancía sustraída permitió descubrir los numerosos contactos internacionales de la organización no sólo con Georgia, sino con otros países como Alemania e Italia.

Vladirmir Steymberg, alías que utilizaba el líder, también llamado 'ladrón de ley', dirigía desde Italia. Se trata de un individuo con un amplio historial delictivo en Georgia por secuestro, asesinato predemitado o compra ilegal de armas y que fue expulsado de su país de origen en el año 2014. Steymberg lideraba la organización desde Italia a través de los cinco controladores que tenía en España. Estos cinco individuos realizaban una importante labor de cara al desarrollo y mantenimiento de la estructura no sólo recepcionando y ayudando a los miembros operativos recién llegados, a los que les facilitaban alojamiento y vehículo, sino también gestionando la caja común a la que los miembros de las células hacían aportaciones y que luego se encargaban de enviar a otros países.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial y de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, con la colaboración de agentes del GEO, de las Jefaturas Superiores de Policía de Madrid, Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana y Andalucía Occidental, contando con la colaboración de una Oficina Móvil y un equipo UFED de analistas de Europol, e igualmente han intervenido en calidad de observadores funcionarios de la Dirección Central de la Policía Judicial de Francia y de la Policía de la República de Georgia. De hecho, el jefe superior de la Policía, Alfonso José Fernández Díaz, ha recalcado la "excelente coordinación" entre diferentes países para lograr las detenciones. Así, ha expresado su agradecimiento y por la "excelente dedicación" de sus agentes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.