www.madridiario.es

ENTREVISTA

Tania Sánchez
Ampliar
Tania Sánchez (Foto: Kike Rincón)

Tania Sánchez: "En Podemos solo sobra testosterona, no sobra nadie"

Tania Sánchez (Madrid, 1979) lanzó, junto a Rita Maestre, la candidatura Proceso Adelante Podemos de cara a la Asamblea Ciudadana de la formación morada en la Comunidad. Tras imponerse en la primera parte del proceso al equipo de Juntas Podemos, encabezado por Ramón Espinar, el sábado comienzan las primarias para elegir al máximo responsable de Podemos en la región. En esta entrevista, Sánchez explica el proyecto de Adelante para su partido y para Madrid.

¿Por qué surgió la candidatura Adelante Podemos?

La voluntad fundamental tiene que ver con asumir que iniciamos una nueva fase, que hay que transitar de una maquinaria electoral a una organización regular y que era necesario romper etiquetas, cosa que no se está viendo así por desgracia. Queríamos intentar plantear ese debate desde posiciones diferentes para que de verdad se centrara en el contenido y se tomaran las decisiones en función de los intereses del conjunto de Podemos y no de sus partes. Se llamó Adelante porque se trataba de decir que hay que mirar adelante y no pasarnos las cuentas de cosas del pasado, y porque quiere construir un proyecto político de mirada larga y pasito corto. Y se llama 'Proceso' por algo que hemos cumplido, que es que no salíamos como una cosa cerrada desde el minuto uno, sino como una propuesta de construir pasito a pasito lo que queremos hacer con el Podemos madrileño. Por tanto, estamos contentas, más allá de que no hemos conseguido que los medios quiten las etiquetas que queríamos romper. Lo hemos dicho muchas veces: nosotras nos presentamos sin tutelas y sin ninguna voluntad de hablar nada más que de Madrid, de nada que tenga que ver con los órganos estatales o con el secretario general, al que por supuesto reconocemos como secretario de todas.

¿Cuál es la propuesta de Proceso Adelante Podemos?

Hay una cosa fundamental que ha funcionado bien y no creo que haya que avergonzarse. No habríamos tenido el resultado electoral que hemos tenido si no se hubiese construido la maquinaria electoral como se ha construido, y es verdad que eso es una fase que termina y que ahora hay que ir a una nueva fase. ¿Qué significa esta nueva fase? Que tenemos que dejar de ser una organización en la que todos los inscritos toman decisiones pero las toman en términos plesbiscitarios pasar pasar a construir las preguntas con la gente. Tenemos que aterrizar en cada uno de los municipios y de las realidades y crear una estructura política capaz de intervenir en lo institucional, en las calles desde el punto de vista de la protesta y la movilización social, pero también intervenir en las vidas cotidianas de la gente.

Hemos hecho una batería de propuestas de elementos innovadores que tienen el objetivo de descentralizar, de feminizar para cambiar las formas de la política en Podemos, que es el partido que más diferencia tiene entre el voto masculino y el femenino, lo cual desde luego tiene que ver con que rezumamos testosterona. Eso hay que superarlo y rezumar sensibilidad y manera cooperativa de trabajar como lo hace gente como Manuela [Carmena] o Ada [Colau], que son absolutamente contundentes con la posición política que permite defender los intereses de las mayorías, pero son absolutamente novedosas en sus formas, porque no necesitamos más machismo, necesitamos menos. Y la tercera pata es estar en todas partes. No se gana sin calle, no se gana sin instituciones y sobre todo no se gana sin transformar la vida cotidiana de la gente.

¿Hay más diferencia de voto entre los hombres y mujeres que votan a Podemos que a otros partidos?

Sí, somos el partido que peor relación tiene entre el voto masculino y el femenino. Esta es una premisa. Yo entiendo que hay gente a la que de alguna manera le sobra gente en Podemos. A nosotros solo nos sobra testosterona, no nos sobra nadie.

¿Qué papel tiene que jugar Podemos dentro del tablero político y qué relación debe tener con el PSOE?

Si algo ha hecho Podemos es romper el tablero, y si nosotros dijimos que la manera de cambiar la política en este país suponía no aceptar las posiciones fijadas que nos querían dar nuestros adversarios, es un error volver a debatir en términos de ese tablero antiguo que está absolutamente superado. ¿Qué es lo que tiene que hacer Podemos? Podemos tiene que garantizar que los intereses de las minorías que no se presentan a las elecciones no se impongan a los de la mayoría. Y eso se hace de muchas maneras en función de cada momento y de cada tema que se esté tratando. Hay asuntos en los que creo que no va a haber ni el más mínimo margen de que el partido socialista quiera acordar nada con nosotros porque queremos intervenir en lo importante. ¿Nos parece mal que el PSOE haya dado el apoyo en Madrid para que se pudiera evitar que Esperanza Aguirre fuese la alcaldesa? No, nos parece bien. ¿Eso significa que a cambio de ese apoyo estamos dispuestos a renunciar a nuestra propuesta política? No. Por tanto, lo crucial es dejar de volver a debatir este asunto en función de las posiciones tradicionales porque eso nos sitúa en una situación subalterna con el PSOE. Podemos tiene que ser capaz de seguir rompiendo el tablero, de seguir construyendo imaginarios nuevos.

En la primera votación, Adelante Podemos consiguió sacar adelante la mayoría de las propuestas y perdió en una muy significativa, el proyecto político estratégico. ¿Cómo interpreta estos resultados?

Yo entiendo que se han dicho dos cosas que son un poco sorprendentes. Una es que hay un empate técnico, pero los empates técnicos se dan de dos formas. O tienes unas encuestas que hacen predicciones y están tan igualadas que se considera empate, o te sometes a una votación y tienes exactamente los mismos datos, que le pasó a la CUP. Todo lo demás no es empate técnico; es ganar o perder por más o menos diferencia. Los documentos los ha ganado Adelante Podemos. Luego se ha dicho que el documento que ha ganado Juntas Podemos es el documento crucial. A mí me sorprende. Hay dos bloques de documentos, el político y el organizativo, y cada uno de ellos lo componen una serie de subdocumentos que hacen un todo y todos los equipos los pensamos como un tema. Estrategia organizativa y política. Hemos perdido un documento que reflexiona sobre la estrategia a desarrollar pero que luego se concreta en qué cosas hay que hay hacer y cuáles no en los siguientes tres documentos, que los ha ganado Adelante Podemos. Yo creo que si se ha tenido más respaldo desde adelante Podemos es porque se ha hecho un trabajo más activo de incorporación de propuestas desde las bases y desde los círculos.

¿Qué diferencias hay entre las dos propuestas?

Hay una diferencia fundamental que deriva de la unión entre Reinicia y Escucha. Tiene que ver con una concepción de Podemos como organización de militantes que de alguna manera la sitúa como una estructura de vanguardia que arrastra a la sociedad a una posición o bien como una organización política del siglo XXI que en su vinculación cotidiana con la sociedad que está ya en el cambio lo que hace es ser capaz de ayudar y ser una herramienta para articular esa demanda individualizada. Nosotras defendemos ese modelo, defendemos que ya está en la sociedad un avance importante de propuesta de cambio y que lo que tiene que ser Podemos es una herramienta de empoderamiento de la sociedad civil, una herramienta que le permita articular las contradicciones que vive entre sus condiciones de vida y lo que le dicen que está pasando en el país. Creo que eso fue el 15M y creo que esa es la mejor herencia que podemos honrar.

Los resultados han sido bastante igualados en la votación de documentos y pueden recordar al famoso 51 por ciento de IU. Viniendo de IU y después de haber vivido la fractura, ¿cree que hay alguna similitud?

Primero, creo que una organización como Podemos necesita para hacer ese tránsito de maquinaria electoral a organización regular que sus órganos estén representados por el conjunto de la pluralidad que hay, máxime cuando son las relaciones como las estás planteando. Creo que eso nosotros nos lo hemos creído firmemente y hemos hecho una apuesta clara y es que se aplique ya la proporcionalidad de las listas en estas primarias. No tiene mucho sentido que alguien porque tenga el 45 o el 50 o el 49 por ciento de los votos de golpe pase a tener el 80 por ciento de un órgano. Eso es una locura, sobre todo porque nos hace perder pluralidad y se pierden muy buenas cabezas. Y, segundo, porque de alguna forma no acaba con algo que es fundamental y que era la gran reivindicación histórica de Reinicia desde Vistalegre de que seamos capaces de no tener una cultura organizativa en el que uno gana y el otro pierde, y en el que hay una lucha permanente, sino que tengamos una cultura organizativa en la que cada uno defiende sus posiciones, trabaja por obtener un respaldo para ellas y con ese respaldo al día siguiente trabaja colectivamente en un órgano donde están fielmente representadas las mayorías y las minorías de la organización. Esa propuesta la habían votado el 80 por ciento de los inscritos en Madrid.

Todo surgió con una serie de dimisiones en Madrid. ¿Este proceso está sirviendo para cerrar heridas o las está agrandando? ¿Qué pasó?

Yo creo que hay un problema de partida en esto y es que el reglamento de Vistalegre establece la imposibilidad de sustituir a las personas que forman parte de los órganos. Creo que eso ha generado dificultades para que los órganos puedan seguir funcionando cuando hay discrepancias y dificultades en su seno. Creo que hay más territorios donde ha pasado esto, ha habido dimisiones, se han creado gestoras. O sea, que no es una excepción Madrid, pero es donde se fija todo el mundo, y el momento en que se produjo fue un error. Yo creo que los compañeros y las compañeras que dimitieron explicaron sus motivos, yo no los comparto, pero creo que lo importante es que hoy gente que teníamos posiciones muy distintas somos capaces de sentarnos y decir si coincidimos en las propuestas dejando atrás lo que pasó.

¿Ha pensado alguna vez en la posibilidad de ser con Rita Maestre el tándem de candidatas de Podemos en Madrid?

Creo que queda muchísimo para ese momento y creo que tanto Rita como yo somos absolutamente conscientes de que cuando llegue ese momento tendrán que ser candidatos o candidatas las personas que en mejores condiciones estén para desbancar al PP de la Comunidad de Madrid y para mantener al Gobierno de la ciudad en el caso de la Alcaldía. Por tanto, estaremos en disposición de lo que sea más interesante no para Podemos, sino para Madrid y sus gentes. Eso significa, lo que nos acerque más para acabar con el PP como parte de la vida de los madrileños. Estaremos a disposición de lo que toque.

¿Qué hay que cambiar en Madrid?

Todo. Hay tres elementos fundamentales. Uno que tiene que ver con Madrid y es una cosa que nos ha hecho el PP en sus años de gobierno, y es evitar que seamos una comunidad de verdad. Eso significa que somos una comunidad en los papeles, hay un Estatuto, pero se ha evitado que se construya la sensación comunitaria, una sensación de que la gente que vive en la ciudad de Madrid puede trabajar y colaborar con la gente que vive en Aranjuez o Ciempozuelos. Madrid tiene un potencial increíble para mejorar la vida de la gente e inventar una nueva forma de hacer las cosas colectivamente, un nuevo sistema productivo, un nuevo mecanismo de transporte, una nueva manera de gestionar los residuos. La segunda cuestión que hay que cambiar es el deterioro que se ha producido sobre nuestros servicios públicos y la enorme transferencia de dinero de todos que se ha producido a empresas privadas que son de unos pocos. La clave tiene que ver con la sanidad y la educación. Hay que blindar nuestro derechos sociales en el Estatuto de Autonomía. Y, por último, hay que cambiar el papel que nos han obligado a jugar en el imaginario de la España plural. Madrid se multiplica porque un montón de gente de todo el país construye una región muy plural, muy hospitalaria y muy solidaria; pero a pesar de eso, se ha construido una imagen en la que Madrid es el antogonismo de Cataluña, de Galicia, de Andalucía, de quienes tienen un sentimiento respetable de identidad propia. Por tanto, Madrid necesita cambiar ese imaginario y ponernos al frente de la construcción de un país que está unido pero desde la fraternidad entre los pueblos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Tania Sánchez: "En Podemos solo sobra testosterona, no sobra nadie"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2939 | SinAlias - 03/11/2016 @ 14:24:59 (GMT+1)
    Anda... A esta, y a todos sus hermanos tambien le toco una VPO en el hayHuntamiento presidido por su papi. Contratos millonarios a familiares aparte... Jodo con la casta... que suerte tienen!!!
  • Comenta esta noticia
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.